Dieta para estudiantes sana y práctica

09/16/2020
Dieta para estudiantes

La mejor dieta para estudiantes es aquella que es sana y práctica. Esto significa, por un lado, que es una dieta adecuada para obtener las vitaminas necesarias para rendir al máximo en época de estudios y exámenes. Por otro lado, es una dieta práctica porque se basa en platos muy fáciles y rápidos de preparar mediante los utensilios mas básicos que podemos encontrar en cualquier cocina.

Las bases de una dieta para estudiantes

Una buena dieta para estudiantes se basa en tomar cinco comidas a lo largo del día. Además, es importante que los alimentos contengan las vitaminas y minerales que te ayudarán a mejorar tu rendimiento intelectual. Son muy importantes la vitamina E y las vitaminas del grupo B, entre otras, y el hierro, zinc, potasio y fósforo.

Dieta para estudiantes: algunas ideas y recomendaciones

A continuación te damos algunas propuestas de platos para una dieta para estudiantes equilibrada y rica en estas vitaminas y minerales.

El desayuno

El desayuno es la comida más importante de toda dieta para estudiantes, puesto que nos da la energía que necesitamos, especialmente en el instituto o la universidad. Cualquier desayuno debería incluir estos elementos: un bol de cereales con leche y alguna pieza de fruta como, por ejemplo, un plátano, que te aportará potasio.

Otra opción, si de vez en cuando quieres tomar algo diferente, es hacerte unas tostadas con huevo y aguacate. El aguacate también es rico en potasio, y los huevos llevan fósforo. Otra fuente de fósforo es el cacao, que puedes tomar con la leche.

Una dieta para estudiantes no siempre debería incluir el café. Aunque es un desayuno habitual, no se debe abusar de este, puesto que dificultará el descanso y, como consecuencia, la concentración.

Tomar algo a media mañana

A media mañana es muy recomendable tomar un pequeño aperitivo para mantener nuestra energía. La mejor opción es una pieza de fruta, una barrita de cereales o algunos frutos secos que no sean demasiado salados. Las almendras, por ejemplo, son una importante fuente de magnesio.

El plato principal

Al mediodía se debe tomar algo consistente. A lo largo de la semana es importante incluir elementos concretos en nuestra dieta para estudiantes. ¿Cuáles? Pasta, arroz integral, verduras y legumbres. Una opción muy rápida y fácil es una ensalada de pasta. Se puede acompañar de queso, hortalizas y verduras. De segundo, es recomendable comer carne o pescado. Por ejemplo, una pechuga de pollo acompañada de verduras. Todo hecho a la plancha, es una de las recetas más sanas.

Merienda

A media tarde es aconsejable tomar algo ligero. Las opciones más sanas y prácticas son un zumo de frutas, un yogurt o un pequeño bocadillo hecho con pan integral.

Una cena ligera

La cena también es importante, pero es recomendable que sea ligera. Una tortilla siempre es una buena opción, aunque no debes tomar más de cinco huevos a la semana. Otra opción es una ensalada, o un plato de sopa.

Una buena dieta para estudiantes se caracteriza por basarse en alimentos ricos en todas estas vitaminas. Estas facilitan el esfuerzo intelectual del día a día de los estudiantes. Todos estos platos son muy fáciles y rápidos de preparar con nuestros utensilios de menaje de cocina. Además, estos harán que sea muy fácil preparar cualquier plato.

Categoría: Menús / Dietas
Comparte:

Últimas recetas relacionadas

Ver todas >

Suscríbete a nuestra Newsletter

El lugar de encuentro definitivo para los foodies amantes de la cocina. Recetas, trucos de cocina, tips de nutrición, videos… de la mano de los mejores chefs internacionales de Masterpro.

Unirme